jueves, 19 de julio de 2007

...ese atrevimiento, esa audacia del encuentro casual, que lo vuelve casi clandestino. Nada importa, nada hay que perder. Si te he visto, no me acuerdo, ni lo haré mañana si vos también preferís olvidarme.




                                                                              

1 comentario:

Anónimo dijo...

medio puta, bah